domingo, 14 de julio de 2013

El espíritu de la dehesa

Estoy empezando mis primeras experiencias en esto de la fotografía nocturna. La otra noche salí por la dehesa vieja de Moralzarzal armado de trípode, cámara, linternas y buena compañía. Encontramos este árbol que nos inspiró.

Por desgracia, la contaminación lumínica hace acto de presencia en el cielo y las estrellas no consiguen el protagonismo que se merecen.

Montamos una escena algo fantástica, con sombras que persiguen a niñas inocentes en la oscuridad de la noche.

La técnica es algo mejorable, sin duda, y tomo nota de algunos pequeños detalles para próximas salidas.

Dehesa Vieja de Moralzarzal
El espíritu de la dehesa. Click para ampliar


El equipo utilizado es el siguiente:

1. Cámara Nikon D5100
2. Objetivo Tamron 17-50 F/2.8
3. Linterna Led Lenser T7 + filtro rojo.
4. Trípode

Enfoqué el árbol de forma manual iluminando inténsamente con la linterna.
Modo manual, ISO 100, apertura F/5.6 y exposición de 112 segundos con cable disparador.

Iluminé a una persona haciendo las sombra sobre el árbol durante unos segundos con el haz de la linterna Led Lenser abierto (¡aguantó inmóvil!). Apagúe la linterna y salió de escena la primera persona. Iluminé haciendo un barrido de la linterna el resto de los elementos, hierba y ramas caídas. Iluminé ligeramente el árbol grande de la derecha, pero dejé a oscuras el resto de la escena (árboles en el fondo) para mantener la sensación de oscuridad en la dehesa.
Entró en escena la niña que se colocó en el árbol y la iluminé brevemente con el filtro rojo y el haz de luz más centrado.




0 comentarios:

Publicar un comentario